Buscar
  • Ivonne Vargas

Los milagros ocurren todos los días

Una mariposa bate sus alas en cierto país, y a miles de kilómetros el clima sufre un cambio imprevisto. Todo lo que hacemos tiene consecuencias, pero lo que nos motiva a hacerlo es lo que determina el resultado.


Más allá de si el aleteo de un insecto en un continente puede desatar una tempestad furiosa en otro, como se le ha denominado al controvertido “Efecto Mariposa”, o si en un inverosímil viaje en el tiempo alteramos las circunstancias de modo, tiempo y lugar de nuestras vidas, las decisiones que tomamos sí cambian lo que somos y pueden transformar nuestra realidad en tan solo un parpadeo.


Pero, es lo que nos lleva a actuar de cierto modo, lo que nos mueve desde adentro para poner en marcha una acción lo que en verdad trasciende, más allá de los efectos posteriores. Seguramente si nos mueve el amor no hablaremos de trastornar la realidad sino de provocar cambios que habían estado aguardando para ser liberados. Tal vez si son otros sentimientos los que nos motivan, el resultado nos perseguirá para cuestionarnos día a día sobre nuestro libre albedrío.


Hay decisiones que duelen, otras que cuestan, unas que aguardan con paciencia a ser tomadas. La vida es un proceso de transformación continuo que nos lleva a pensar por qué actuamos como lo hacemos, y en ese proceso, vamos sumando cargas y acumulando temores, solo hasta que entendemos de qué están hechos los hilos que nos mueven a dar cada paso, podemos decir que estamos en el camino.


Abrir las alas para emprender un viaje, como lo hiciera la mariposa monarca cada año, en donde a pesar de su corta vida se arroja al vuelo, es un milagro, abrir los ojos cada día con la certeza de que servimos a un propósito superior, es un milagro, confiar nuestras decisiones al corazón y al amor, es un milagro.


Los milagros ocurren todos los días, están a nuestro lado, se les conoce como familia, amigos, se les cataloga como un tesoro y cuando lo entendemos, logramos ver en medio del pantano en que creemos estar, flores llenas de colores que se abren, liberan su aroma y con ellas Dios nos dice, “aquí estoy, no temas”.

0 vistas

NUNCA TE PIERDAS NADA

  • White YouTube Icon
  • White Snapchat Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
ME ENCANTARÍA SABER DE TI

PARA CONECTARNOS

© 2023 by Ashley. Proudly created with Wix.com