Buscar
  • Ivonne Vargas

La felicidad es el camino, no la meta

Y la vida es aquello que pasa mientras estamos distraídos tratando de buscar la felicidad.


De izquierda a derecha: Gloria Inés Padilla, mi mamá, Luis Fernando Vargas, mi papá e Ivonne Vargas. The Butterfly Farm (Oranjestad - Aruba).



Nunca había pensado tanto en el concepto de “felicidad” como en los últimos meses de mi vida, parece que al llegar a cierta edad y bajo determinadas circunstancias, la existencia misma se encarga de hacernos pensar en ello.


Entonces, me he encontrado con toda suerte de significados, todos ellos provenientes de la experiencia de vida de desconocidos, autores, amigos o familiares, y todos ellos coincidentes en algo: “la felicidad es el camino, no la meta”.


No es fácil asimilarlo cundo nuestra vida se nos va como agua entre los dedos mientras crecemos, estudiamos, trabajamos, tenemos el hijo y sembramos el árbol, algunos ni siquiera pasan de la primera etapa y nunca conocen la felicidad.


Entonces, ¿la felicidad es algo que debemos alcanzar o que debemos construir?, de acuerdo a la previa conclusión, se trata de una serie de acontecimientos y actos que dan valor y sentido a nuestra vida, y aunque suene a poco, se puede ser feliz con cosas pequeñas de nuestro día a día, con pequeñas victorias, con actos que afianzan nuestra naturaleza como seres humanos.


El primer significado que le confiere el Diccionario de la Lengua Española es “estado de grata satisfacción espiritual y física”, lo cual tiene una amplitud enorme, puede ir desde comer un helado, hasta adquirir un bien suntuoso, todo depende de lo que genere ese grado de satisfacción en cada quien.


Recientemente leí un libro del padre, Jorge Mario Naranjo, “Dios quiere que seamos felices”, desde la óptica del amor de Dios, el sacerdote explica otra de las grandes premisas que a nivel sociocultural se nos ha sembrado, la del Dios castigador, la de la culpa, el pecado y el castigo. Allí no solo queda desvirtuado todo lo anterior, sino ratificado aquello de que la felicidad es el camino y no la meta, pues Dios también quiere que vivamos una vida feliz y plena aquí y ahora y no que vivamos en un purgatorio de amargura hasta que volvamos a su encuentro.


Por supuesto, mis palabras corresponden a las de una mujer que cree en Dios con todo su corazón, no busco polemizar, solo compartir, si se quiere, algunas reflexiones que podrían alentar a personas que, como yo, llegan a un punto de la vida en que se plantean estas preguntas.

20 vistas

NUNCA TE PIERDAS NADA

  • White YouTube Icon
  • White Snapchat Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
ME ENCANTARÍA SABER DE TI

PARA CONECTARNOS

© 2023 by Ashley. Proudly created with Wix.com