Buscar
  • Ivonne Vargas

No están vacunados contra el virus pero le ponen la cara

Actualizado: may 21

Mientras los problemas financieros, de atención y de capacidad persisten en el sistema de salud del país, la emergencia por el COVID -19 puso el acento en algo más, en la lucha diaria y el valor de los médicos y del personal sanitario.



La cita se cumple cada noche en varias zonas del país, desde ventanas y balcones se escuchan aplausos como una expresión de gratitud hacia aquellas personas que hacen parte de la primera línea de defensa contra el COVID -19: médicos, enfermeros y personal asistencial.

La pandemia no sólo impactó la vida de los habitantes del mundo, sino que logró mover corazones en todas las latitudes para expresar solidaridad, también motivó un cambio en torno a la actitud de los usuarios frente a los rostros detrás de los servicios de salud y, al menos por estos días, poco se habla de fórmulas médicas que a veces parecen indescifrables, ausencia de tacto de algunos para tratar a los pacientes y largas esperas para recibir atención, hemos privilegiado que son ellos quienes le están “poniendo el pecho a la brisa” arriesgando su vida y la de sus familias para cumplir con su juramento hipocrático.

Lo cual no quiere decir que todo sea color de rosa, como algo que no se puede entender en algunas ciudades han tenido la bajeza de agredir, amenazar y menospreciar a aquellos que en ocasiones, sin siquiera contar con equipos de protección adecuados o elementos para trabajar, están en los hospitales y centros de salud conteniendo el virus o maniobrando para que no se lleve más vidas.

En estas líneas, más que un homenaje a los profesionales de la salud hago un llamado al sentido común y de humanidad, recordemos que Colombia afronta problemas como baja capacidad de camas hospitalarias, déficit de especialistas, carencias de insumos médicos y dificultades financieras al interior del sistema, pese a ello y en medio de una situación que muchos calificarían como “apocalíptica”, por un virus que ataca las vías respiratorias, tiene un alto grado de mortalidad y adolece de vacuna para frenarlo, los turnos se siguen cumpliendo en los hospitales.

Como periodista cubrí por varios años el tema de la salud en Colombia, con ojo crítico expuse situaciones irregulares, denuncié problemas de atención y recorrí los servicios de salud, pero también reporté historias de esperanza, pude conocer a muchos médicos excelentes, grandes seres humanos, profesionales impecables y con un alto sentido social y respeto por la vida, por eso me atrevo, sin dejar atrás las problemáticas que afrontan este y otros sistemas de salud en el mundo, a saludarlos, agradecerles y aplaudirlos por prestar sus servicios en medio de una situación que cambió al mundo, nos confinó y que probablemente estará presente por mucho tiempo.

169 vistas

NUNCA TE PIERDAS NADA

  • White YouTube Icon
  • White Snapchat Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
ME ENCANTARÍA SABER DE TI

PARA CONECTARNOS

© 2023 by Ashley. Proudly created with Wix.com